Avisar de contenido inadecuado

¿Por qué un líder debe trabajar por y para una causa, y no para una empresa?

{
}

 

                 Human Technology & José Ignacio Cudós, Reflexion Tools

 

 

¿Por qué un líder debe trabajar por y para una causa, y no para una empresa?

Afirmo que un líder debe trabajar para una causa y no para una empresa.

Básicamente lo que quiero dar a entender con que un líder trabaje para una causa, es que debe encontrar desde el fondo de su ser, cuál es su vocación fundamental.

“Este descubrimiento mantendrá su motivación siempre en alza, le hará actuar con energía, con determinación, le hará capaz de solventar cualquier obstáculo en el camino, sea el tipo de líder que sea”.

 

Afortunadamente o no, todos los líderes tienen que pasar por una serie de contratiempos, cuando tienes un motivo para vivir, generalmente encuentras” el cómo”, (frase de Víctor Frankl, sobreviviente del holocausto nazi y autor del libro “En busca de sentido”).

Por eso un líder, afirmo, no debe trabajar jamás para una empresa, sino para una causa, la que más le motive. Y cuanto más la desarrolle, más adicto se volverá a ella.

La perseverancia, tenacidad, entusiasmo y creatividad serán parte de ti de manera natural

 

Frases inspiradoras en acción

“Un líder nunca trabaja para una empresa. Trabaja por y para una causa”.

  • Descubre cuál es tu misión de vida en el mundo y busca aplicarla con todas las fuerzas de tu creatividad en tus labores diarias.
  • Identifica tus talentos naturales y siempre exprésalos donde quiera que estés.
  • Trabajar para una causa te permitirá sacar motivación y energía para cuando las cosas no vayan bien.
  • Alinea los objetivos y metas de trabajo con tus metas de vida.
  • Busca maneras de descubrir cómo tu trabajo impulsa tu misión de vida, cómo la apoya, cómo la nutre.

 

“Si tengo fe en que soy capaz de realizar tal obra, adquiriré en consecuencia la capacidad de realizarla, aún si no poseía esa capacidad al comenzar.

Esto significa que la proyección optimista de nuestras posibilidades aumenta dramáticamente a las mencionadas posibilidades y capacidades”.

Mahatma Gandhi

En acción:

  • Programa tu mente hacia la apertura de posibilidades.
  • Aún cuando te sientas inhibido frente a un reto o proyecto, aprende a confiar que las habilidades que necesites las irás adquiriendo conforme éste avance.
  • Dedica unos minutos de tu día a hacer conciencia de tus dones, virtudes y talentos. Esto hará que aumente tu confianza en ti mismo.
  • ¿Dónde quieres estar cuando tengas 50, 60 ó 70 años? Traza un plan de vida y busca aquellas circunstancias, empleo  y personas que te ayuden a lograr tu objetivo.

 

  • Piensa en una persona que esté en el lugar donde tú quieres estar: ¿qué creencias, actitudes y acciones le habrán ayudado para llegar hasta ahí? Reflexiona sobre ello, inspírate y actúa en consecuencia.

 

Cuando se hace correctamente, todo trabajo sirve para conducirse en la vida”.

Leticia Barrios.

En acción:

  • Cada aprendizaje en el trabajo, busca aplicarlo también en tu vida personal. De esta manera te estarás convirtiendo en un lider congruente.
  • ¿Quieres dominar una habilidad? Busca aplicarla en cualquier oportunida de tu vida diaria, en el trabajo, en la escuela, con los hijos.
  • Si existe una habilidad o actitud que sabes que dominándola podría ser potencializadora para tu liderazgo, explora este truco: ¿cómo se la enseñarías a un niño de 5 años? Con el solo hecho de pensar en cómo le harías, ya estarás aprendiendo. Claro, si tienes cerca a un niño de esa edad explora tus teorías.

 

 “Un optimista es el que cree que todo tiene arreglo. Un pesimista es el que piensa lo mismo pero sabe que nadie va a intentarlo”.

Jaume Perich

En acción:

  • Si tienes un bloqueo emocional o una habilidad que requieres corregir para darle fuerza a tu liderazgo, empieza por “pulirte” ahora mismo.
  • Rodéate de gente positiva. Los pesimistas pueden influir de tal manera sobre ti que echen por la borda tus mejores metas, proyectos y sueños.
  • El hecho de que nadie lo haya intentado antes no significa que no se pueda hacer. Si crees, hazlo.
  • Apégate a las acciones o pasos necesarios para que llegues al objetivo que persigues. Concéntrate en las tareas por hacer. El resultado llegará por sí solo.
  • Confía en el talento de tus colaboradores. Con tu guía y buenos modos te van a sorprender de lo que son capaces de hacer.

 

 “Tu éxito no está en la perfección. Está en atreverte, lanzarte e ir aprendiendo y modificando en el camino”.

En acción:

  • ¿Tienes una idea que te puede acercar a la meta que buscas o el reto que debes resolver? Evitar darle tantas vueltas al asunto. Échala a andar y sobre el camino irás viendo qué corregir para perfeccionarla.
  • ¿Llevaste a cabo una idea y no funcionó como esperabas? Sumérgete en la experiencia para determinar por qué no funcionó, qué fue lo que no tomaste en cuenta o lo que debiste hacer mejor. Luego empréndela de nuevo pero mejorada.
  • Aumenta tu tolerancia a la frustración. En la medida que aprendas a manejar este mecanismo interno en tu persona, te sentirás más libre para atreverte a hacer lo que piensas.
  • Si en este mismo instante tienes una idea que desde hace días te viene revoloteando en la mente, ¡emprende el primer paso para su ejecución!
  • Trabaja por minimizar tus miedos. Es tu principal obstáculo. No es la economía, ni el jefe que tienes ni el colaborador negativo de tu equipo de trabajo. Atrévete.

“Una llave importante para lograr el éxito es confiar en uno mismo. Y la llave que logra la confianza en uno mismo es el entrenamiento”.

Arthur Ashe

En acción:

  • ¿Tienes colaboradores que no te hacen caso? ¿Te retan? Significa que tienes qué desarrollar habilidades más sofisticadas de influencia. Toma una buena idea de este blog y practícala hasta que la domines.
  • ¿Temes no ser aceptado por tus ideas? Esto significa que te percibes como un ser poco valioso. Trabaja duro por incrementar tu autoestima.
  • ¿Tienes miedo de cometer errores? Has de saber que no existe líder en el mundo que no los haya cometido. Concéntrate en tu meta y las acciones que has diseñado para llegar a ella, pero no olvides entrenarte para desarrollar tolerancia a la frustración para cuado el camino se torne pedregoso.
  • ¿Te faltan habilidades de comunicación? Cómprate un buen libro, saca dos o tres buenas ideas y practícalas hasta que las domines.
  • ¿Sientes que te hace falta habilidad para sociabilizar? Si quieres ser un buen líder tendrás qué entrenarte en ello. Acércate con algún ejecutivo o persona que conozcas en la que veas facilidad para relacionarse con la gente.
  • Pregúntale qué hace para sentir confianza. Y luego aplica en ti los tips que te dijo. Se perseverante. No lo dejes porque te parezca difícil.

 “Seamos el cambio que queremos ver en el mundo”.

Gandhi / Aportación de Blanca Randazzo

En acción:

  • Tu congruencia como líder es lo que te dará más poder que nada. Así que nunca le pidas a un colaborador que haga algo que tú no estés haciendo o no harías.
  • ¿Tienes colaboradores apáticos? Entonces derrocha gran energía y entusiasmo. Tu gente te verá y los contagiarás, aún sin decir palabra.
  • ¿Eres un líder que suele criticar mucho a la gente? Reflexiona un momento y piensa por qué lo haces. Tal vez eso que criticas es un defecto que tú también tienes. Mírate primero a tí mismo, corrígete y luego mira hacia los demás para ayudarles a superar sus defectos.
  • A veces tendrás qué ser exigente con tu personal. Si es necesario para que se llegue a los objetivos, que no te tiemble la mano el ejercer tu liderazgo. El mundo está cansado de líderes débiles. En el fondo lo que se busca son líderes que tengan la capaicdad de transformar los ambientes y llegar a resultados.
  • Tal vez haya cosas que no puedas lograr por tí solo, pero si te unes a otros, seguro que que lograrán avanzar juntos.

 

 

 “Nunca defenderé el dolor y es obligación de toda persona que se considere humana cooperar en su destrucción. Pero afirmo que los que sufren poseen la potencia de saber crear y que, desde el dolor, se consiguen fuerzas para desarrollar la vida”.

J. Borao

En acción:

  • Siempre que tengas enfrente un reto o adversidad, busca la ganancia personal o las habilidades que desarrollarás si las enfrentas con valor.
  • Mantén la misma actitud si luchas contra un bloqueo emocional que te esté limitando.
  • No te acostumbres a vivir con dolores emocionales. Aunque te cueste trabajo erradicarlos de tu vida, trabaja por dominarlos siempre.
  • Tu liderazgo se empodera en la medida que enfrentas situaciones adversas con valor. Entonces, no huyas, más bien “enfrenta al toro por los cuernos”.
  • Lee biografías de líderes que cambiaron la historia para bien. Te darás cuenta que generaron mucho valor y fueron muy creativos porque se negaron a ser víctimas de las circunstancias.
  • Escribe un inventario de todas aquellas cosas que has obtenido por esfuerzo propio  (logros, éxitos, bienes materiales, etc.). Evoca la sensación de gozo que sentiste al conseguirlas. Reflexiona entonces que superar la adversidad (cualquiera que sea ésta) te hace vivir plenamente.

 

 “Muchas veces, por no poder dar el giro de ciento ochenta grados, no intentamos ni el de cinco y no nos decidimos a hacer esos mínimos cambios que hacen toda la diferencia”.

Jorge Gadea

En acción:

  • Concéntrate en hacer pequeños cambios que te ayuden a salir adelante.
  • Si eres de los que abandonan los proyectos cuando éstos van a medio camino, fracciona la gran tarea que tienes qué hacer y ponte metas a corto plazo, así no sentirás tan pesada la tarea.
  • ¿Tienes dificultad para comunicarte? Aprende y aplica una sola idea que te ayude a mejorar en este aspecto. Luego aprende otra y así consecutivamente.
  • ¿Temes hablar en público? Aprende dos o tres tips que te ayuden a controlar los nervios. Reúne a tres amigos y haz un ensayo o practica frente al espejo. Poco a poco irás adquiriendo seguridad hasta que te puedas presentar ante un auditorio de 400 personas.
  • ¿Tienes el hábito de postergar las cosas? Haz una lista de todo lo que tienes qué hacer, sobre todo aquello importante. ¿Cuál es el primer paso para iniciarlo? Dalo. Y después piensa cuál es el siguiente paso que corresponde y así sucesivamente.

 

 “Ni un Dios podría convertir en derrota la victoria de un hombre sobre sí mismo”.

Buda

En acción:

  • Empieza por corregir un solo defecto que tengas. Cuando lo hayas conquistado, celébralo con gran júbilo. Luego, enfócate a desarrollar otra virtud.
  • Si tienes miedo de arriesgarte en algo que consideras grande, empieza a adquirir confianza sobre cosas pequeñas que también te causen temor.
  • ¿Tienes mal carácter? Elige una hora del día y sólo por esa hora esfuérzate por controlar tu temperamento. Hazlo así por una semana. Luego aumentar la vara a dos horas y así sucesivamente hasta que  domines tu humor.
  • ¿Eres de los que dejan siempre un libro a medio leer? Comprométete a ti mismo a terminar cuando menos uno el siguiente mes.
  • ¿Tienes el hábito de criticar a la gente? Siéntate en un banco en el parque o en un centro comercial. Hazte el propósito de observar a las personas que pasan sin emitir juicio alguno sobre su peinado, forma de vestir, caminar, etc. Al contrario, intuye qué virtud podría tener esa persona en base a lo que veas, aunque no la conozcas.

 

 “Aunque supiera que el mundo se desintegrara mañana, igual plantaria mi manzano”.

Martin Luther King

En acción:

  • Aunque enfrentes situaciones adversas, sigue luchando por el resultado que buscas.
  • ¿Tienes colaboradores poco apasionados, poco comprometidos con sus tareas? Sigue dando ejemplo de pasión y compromiso. Si no lo haces, será peor.
  • Ten en tu libro de cabecera alguno de motivación. Léelo. Te servirá para los momentos difíciles.
  • Si crees en lo que haces, responde a quien critica tu trabajo o lo quiere demeritar aportando más valor a lo que haces y siempre con alegría. Cada vez tendrá menos argumentos para seguirte criticando y si lo hace quedará en evidencia frente a todos de que en el fondo, quisiera ser como tú.
  • Jamás olvides que existen muchos ojos puestos en tí. Para alguien, eres un héroe. Por ese alguien, vale la pena que permanezcas firme en tus convicciones y creencias.

 

 “No temas arriesgarte. Cuando un barco avanza, puede balancearse”.

Refrán chino

(El refrán fue aportado por Mora)

En acción:

  • Haz lo te tienes planeado hacer, aunque sientas miedo.
  • ¿Crees en tu idea? Llévala a cabo aunque existan personas bien intencionadas que te hagan dudar de ti mismo.
  • ¿Implementaste algo y no salió como esperabas? No significa que hayas fracasado. Al contrario, has dado un paso más. Vuélvelo a intentar pero solucionando las causas que te impidieron llegar a donde querías.
  • ¿Tienes dos caminos de acción y no sabes cuál tomar porque los dos te ofrecen grandes ventajas? Muy fácil, pregúntate: ¿cuál me acercará más a mi meta? Y ese será el camino correcto que debas tomar.
  • Si estás en un momento difícil, con más fuerza céntrate en pensar cosas que te entusiasmen, en positivo. Cuando haya pasado el problema serás más fuerte.

 “Pon tu corazón, tu mente, tu intelecto y tu alma en tus más pequeños actos. Ese es el secreto del éxito”.

Swami Sivananda

En acción:

  • Cuando leas un libro, una nota de un periódico, un reporte o algo en Internet, extrae cuando menos una enseñanza y ponla en acción.
  • El liderazgo se va forjando en todo momento.
  • Extrae también una enseñanza de los boletines que te mando cada miércoles y llévala a la práctica durante 7 días hasta que se convierta en un hábito natural en tí.
  • Concéntrate en el momento presente. Que el pasado no te agobie ni el futuro te angustie. Concéntrate en el aquí y el ahora y produce cosas hechas extraordinariamente bien.
  • Si se te dificulta concentrarte, platica con algún especialista (un psicólogo, un coach) y pídele que te de tres consejos que te ayuden a lograrlo. No dejas nada a la improvisación. Mejora todos los días.
  • Compra algún libro o video y aprende a meditar. Estoy te ayudará a centrarte en el momento presente.

**********************************************************************************************

“Si puedes mandar un hombre a la luna, podrás encontrar el camino para llegar adonde quieres. Hay una manera. SIEMPRE hay una manera.

Douglas Pagels

En acción:

  • Ante un obstáculo o dificultad, elabora una lista de cuando menos dos formas de resolverlo.
  • El hecho de que en primera instancia no tengas la respuesta para llegar justo donde quieres, no significa que no exista el modo. Inicia el paso. Los caminos se te irán revelando conforme avances.
  • Si intentaste algo y no salió como esperabas, siéntate cinco minutos y reflexiona sus causas. Luego emprende una acción vigorosa para influir sobre cada una de ellas.
  • Abandona tu zona de confort. Emprende las acciones que te acerquen a tu meta aunque te resulten incómodas. Serán más eficaces que si sigues desaprovechando el día.
  • Ten claridad en tus metas, laborales y personales. Si es posible, escríbelas como si ya se hubiesen concretado. Le estarás facilitando a tu cerebro la posibilidad de detectar los caminos que te lleven a ellas.

**********************************************************************************************

“El trabajo duro lo hace fácil. Ese es mi secreto. Por eso gano”.

Nadia Comaneci

En acción:

  • Cuando desees adquir un nuevo hábito de éxito practícalo, practícalo, practícalo, hasta que se incorpore como una forma de ser en tí.
  • Se tenaz. No desistas tan fácilmente. Si un camino no te lleva al lucar indicado, busca otro. Y así las veces que sea necesario. ¡Seguro que llegas a la meta!
  • Busca apoyos adicionales cuando no estés seguro de la respuesta que buscas. Consulta especialistas, amigos, busca en internet, en libros.
  • Pon en práctica tus buenas ideas. Ningún ejecutivo exitoso ha llegado a la cima con sólo desearlo.
  • Cuando leas un libro, obtén cuando menos una sola idea y llévala a la práctica. El valor de una lectura no está en la adquisición de conocimientos sino en la forma en que los aplicas.

**********************************************************************************************

“Nada hay más importante en la gestión empresarial como el saber motivar a la gente”.

Lee Iaccocca

En acción:

  • Recuerda que la principal fuente de motivación para un equipo de trabajo es el lider. Así que motívate tu primero para influir en los demás.
  • Desarrollar a tu equipo. Los colaboradores aprecian mucho ganar en habilidades y aprendizajes.
  • Cuando descubras que un colaborador logró un resultado o se esforzó de manera sobresaliente, coméntalo a los cuatro vientos.
  • Has lo mismo con  tu equipo de trabajo. Cuando logren un resultado común reconócelos en grupo.
  • Reúnete periódicamente con ellos y trata algún tema motivacional en no más de 30 minutos: puedes basarte en una historia, un video, una experiencia que hayas vivido, ¡sé creativo! Permite que se expresen libremente y hagan compromisos de mejora.

**********************************************************************************************

“El éxito es algo más parecido a un viaje que a un lugar de destino. Lo mejor es saborear el trayecto”.

Anónimo

En acción:

  • Explora cuáles son  tus debilidades o tus áreas para mejorar y desarróllalas. Descubrirás la belleza de un nuevo mundo que se abre para tí cuando veas que lo que te parecía imposible, se torna posible.
  • Habitúate a reconocer siempre el aspecto positivo, optimista o desarrollador de cualquier circunstancia. No te limites solamente pensándolo. Escríbelo.
  • Prémiate por cada logro que tengas, aunque sea pequeño. Toma tu helado favorito, cómprate un libro, realiza un paseo con tu pareja. Que no pase desapercibido tu propio éxito.
  • Has una lista de los logros que has tenido a lo largo de tu vida. ¡Descubrirás que son más de los que te imaginas!!
  • Has una lista de las personas que consideras valiosas en tu vida. Luego, escríbeles una cartita donde les agradezcas lo mucho que han contribuido para que tú seas feliz.

*********************************************************************************************

“El pensamiento de la persona que ha alcanzado el éxito es “yo gano-tú ganas”. Tiene una mentalidad generosa. Cree que hay mucho para todos. No piensa que para que una persona triunfe, otra deba fracasar”.

Stephen Covey

En acción:

  • Comparte tus conocimientos y habilidades con otras personas. Ganarás ascendencia con esta estrategia.
  • Analízate: si sientes envidia o celos profesionales de otra persona examina qué parte en tí se siente insegura por el triunfo de otros.
  • Cuando hagas una negociación no le “hinques el diente” a tu cliente o proveedor. Mantén una mentalidad ganar - ganar en todo momento.
  • Si tienes la oportunidad de ir a un curso de capacitación comparte lo que aprendiste con otros que no fueron y querían asistir.
  • Si tienes un talento especial enséñaselo a tus colaboradores para que mejoren su calidad de vida.

*********************************************************************************************

Hubo quienes lograron el éxito porque se animaron a creer que algo dentro de sí mismos era superior a las circunstancias que los rodeaban.

Bruce Barton

En acción:

  • Evita posponer la resolución de problemas y dificultades. Enfrenta al toro por los cuernos.
  • Imagínate los retos como algo muy pequeño respecto a tus capacidades.
  • Sé un inconforme. Si no estás viviendo la vida que te gusta o si las cosas que no se están dando como esperas, toma acciones para influir en tus circunstancias.
  • Comparte con tu equipo de trabajo esta frase, reflexiónenla en grupo y de manera individual que cada uno se comprometa a llevar a cabo una acción alineada con ella.

*********************************************************************************************

“El éxito se construye superando debilidades. Cada historia de éxito es la historia de un valor, de un compromiso con algo más elevado”.

Frederick Harmon

En acción:

  • Define tu objetivo, meta, proyecto a lograr.
  • Con la cabeza fría, piensa qué conocimientos y habilidades necesitaría cualquier persona para conseguirlo con éxito.
  • Compara tus conocimientos y habilidades contra los del “perfil” que sacaste previamente y examina en qué areas necesitas crecer y aprender.
  • Para superar estas debilidades consulta en libros, en internet, donde sea, lo importante es cubrir ese “gap” que te hace falta de manera acelerada.
  • Si conoces a alguien que tiene una habilidad que a tí te hace falta desarrollar, entrevístate con esa persona y pregúntale cómo consiguió dominarla.
  • Toma nota, luego haz un plan de acción para que lleves a la práctica lo que aprendiste y reflexionaste conceptualmente.

**********************************************************************************************

 

“Cualquiera que diga: “Lo importante no es si ganas o pierdes”, probablemente pierda”.

Martina Navratilova

En acción:

  • Cuando tengas un reto o desafío enfrente, siéntate por un momento y piensa cuáles son todos los factores que deberás considerar para aumentar tus posibilidades de superarlo con éxito.
  • Si te vienen pensamientos negativos de impotencia, frustración, duda, ten a la mano la historia o la foto de alguien que admires y piensa, “¿qué habría hecho esta persona para salir adelante en mi misma situación?” Y pon en la práctica tus conclusiones.
  • Visualiza todos los días tus metas, con lujo de detalle: lo que verás, lo que escucharás y lo que sentirás al momento de estarlas logrando. Permite que se te instalen hasta en el ADN de tu sangre y en el fondo de tu corazón.
  • Lee la biografía de un personaje ilustre cuando menos una vez al mes. ¿Qué hicieron para superar con éxito los obstáculos? Extrae tan solo una idea e impleméntala inmediatamente.

 

 

{
}
{
}

Comentarios ¿Por qué un líder debe trabajar por y para una causa, y no para una empresa?

A través del tiempo he hecho grandes esfuerzos por convertirme en un líder sobresaliente, mis resultados y sobre todo mis colaboradores son muestra de que he tenido éxitos en mi objetivo, sin embargo en estos últimos meses he perdido energía, he perdido de vista la razón del por qué había decidido hacerlo, he olvidado el por qué sentia una gran responsabilidad en esforzarme, olvidé por qué era tan importante en mi dejar un legado en las personas que colaboraban conmigo, sobre todo los resultados adversos me hicieron parecer solo uno más que hace las cosas solo por que son su trabajo. Esto no me tiene nada contento conmigo mismo, no quiero trabajar, quiero hacer lo que más me gusta y disfruto: "ser líder". Continuaré meditando y sobre todo retomando en acciones muchas de lo escrito aquí. Muchas gracias por haber tenido a bien concentrar toda esta información y por supuesto su aplicación. Saludos
Ismael Chávez Ismael Chávez 03/02/2011 a las 23:22

Deja tu comentario ¿Por qué un líder debe trabajar por y para una causa, y no para una empresa?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre